GastronomA�a

La Provincia de Huesca posee un patrimonio gastronA?mico forjado por el legado de los distintos pueblos que por ella han pasado.

Conserva una identidad propia que, con el paso del tiempo, se ha provisto del mercado de abastos que le ha brindado su tierra. Estas seA�as identificativas estA?n determinadas por el producto y su posterior transformaciA?n en la cocina, lo cual desemboca en lo que hoy conocemos como recetario clA?sico.

Al igual que cualquier cocina regional, se reconoce como autA?ctona aquella que se elabora con los productos originarios que nacen en el marco territorial de la provincia.

La cocina aragonesa, incorporando un amplio directorio de productos, se fundamenta en guisos populares que varA�an en funciA?n de la zona donde se elaboran. Bien sean carnes, verduras, pescados o legumbres, componen el credo de una cocina que en estos momentos se encuentra en una etapa de transiciA?n actualizando el antiguo recetario.

En numerosos alojamientos de Turismo VerdeA�(casas rurales y hoteles) podrA? degustar tanto nuestra cocina tradicional, autA?ctonaA�yA�clA?sica, como la innovadora y renovada.

Restaurantes Huesca

Productos:

ARROCES

Arroces HuescaEs en la gastronomA�a ese ingrediente del que nunca se puede prescindir y AragA?n es en estos momentos la quinta comunidad productora de EspaA�a. Los regadA�os aragoneses anegan los campos y dan el grano autA?ctono, claramente diferenciado del que se produce en el resto del paA�s.

El arroz casa bien con todo, posee un valor polivalente. En postres, como el arroz con leche, sobre el que existe una receta aragonesa del siglo XVIII, en platos en los que se combina con legumbres, caso de las lentejas con arroz, un plato tA�picamente aragonA�sa��

 

CARNES

Carnes HuescaCordero, cerdo, vacuno y aves conforman el amplio mercado cA?rnico aragonA�s. Al ser una provincia de interior, Huesca basa gran parte de su cocina en carnes de mil y un tipo. DentroA�de estas destaca el ternasco, como se conoce aquA� al cordero de corta edad, que posee la DenominaciA?n de Origen, cuyo sello de garantA�a, calidad y procedencia, lo ha convertido en uno de los productos emblemA?ticos de esta Comunidad AutA?noma. TambiA�n es importante la carne de vacuno de Huesca, la denominada Ternera de Raza Pirenaica, y puesto que el Pirineo oscense constituye una extensa reserva de jabalA�s, ciervos y corzos, la caza forma parte de un buen nA?mero de platos clA?sicos de nuestra provincia.

DULCES

Dulces HuescaEl catA?logo es tan amplio que tan sA?lo citaremos las elaboraciones mA?s famosas. Tortas de Ayerbe, castaA�as de Huesca, coc de Fraga, trenza de AlmudA�var, pastel Biarritz de Barbastro…

Todos los pueblos aragoneses tienen un dulce propio y exclusivo.A� La capacidad inventiva de los pasteleros sorprende todavA�a mA?s cuando se sabe que la lista de ingredientes bA?sicos deA�la confiterA�a tradicional se reduce a unos pocos productos: harina, azA?car, miel, huevos, almendras y aceite.

LEGUMBRES

Legumbres HuescaEn AragA?n nunca han faltado platos que presentan a las legumbres bajo la fA?rmula de potajes, cocidos y ollas podridas tradicionales o haciendo buenas migas con distintos tipos de pescadoA�e incluso como ingrediente de las ensaladas o en guarniciA?n. Siempre han estado presente tanto en los recetarios populares, como en los revisados.A�En la provincia de Huesca, los A�recaosA� siempre constituyeron un plato muy recurrido. El de BinA�far incorpora judA�as, patatas, arroz, carne, tocino, jamA?n y embutidos caseros. PeroA�han sido los boliches de EmbA?n, en el valle de Echo, unas de las legumbres que mayor importancia han cobrado. Las lentejas, por su parte, son un compaA�ero inseparable del arroz en tierras aragonesas.

PESCADOS

Pescados HuescaEn Huesca se consume pescado desde siempre, por varios motivos: por la abundancia de rA�os trucheros y embalses, y por el descubrimiento del hombre al secar, salar o ahumar los peces pescados mar adentro y transportados sin ningA?n tipo de deterioro.
El pescado marA�timo estuvo dirigido durante siglos hacia la realeza, mientras que el pueblo llano tuvo que conformarse con los peces que tenA�a mA?s cerca, principalmente truchas, lampreas y anguilas. La trucha, el congrio y la anguila dieron lugar a un extenso recetario con innumerables formas de preparaciA?n. Con el bacalao, ya sea fresco o en salazA?n, ha pasado algo similar: que las recetas para convertirlo en un plato suculento han surgido por doquier. Entre todas ellas, la del bacalao al ajoarriero ha triunfado en toda la lA�nea de flotaciA?n.

QUESOSquesos Huesca

Casi treinta productores aparecen detallados a lo largo de las tres provincias aragonesas que elaboran quesos a partir de leches de vaca, cabra y oveja, y en todos los tipos, tanto frescos como curados.A�De la provincia de Huesca cabe destacar: El Queso de Saravillo, el Queso de Radiquero, el de Benabarrea��

SOPAS

sopas HuescaEl catA?logo sopero aragonA�s no se acaba en las migas y en las sopas de ajo y pan, como se le conoce habitualmente.

De antiguo se tomaban en la regiA?n sopas de berros, de puerros y fideos, caldos de gallina y de borrajas y sA?lidos potajes en los que confluyen todos los productos imaginables de la huerta, del corral y de los campos.
Antes de la invasiA?n de la pasta italiana, los fideos, por cierto, se hacA�an en harineras aragonesas, ya que la riqueza cerealA�stica de la regiA?n habA�a dado lugar a una industria agroalimentaria propia.

 

TRUFAStrufas Huesca

Desde comienzos de diciembre hasta marzo, se dan cita una noche a la semana compradores y vendedores en Graus y Mora de Rubielos que junto con Vic y Morella son los mercadosA�de trufas mA?s importantes de toda EspaA�a.
La provincia de Huesca tiene el A?rea productiva en las comarcas de Ribagorza y zonas del Sobrarbe, Graus, Benabarre y AA�nsa.

VERDURAS Y HORTALIZAS

verduras y hortalizas de HuescaAragA?n es la comunidad autA?noma interior que mayor nA?mero de kilA?metros de rA�os posee. Las aguas del Ebro, el GA?llego, el Huerva, el Cinca y otros tantos, baA�an las huertas de las riberas extendiendo una alfombra natural de verduras y hortalizas.
MenciA?n especial merece la borraja, cien por cien aragonesa, con la que se elaboran digestivos primeros platos y, rebozadas y fritas, unos dulces conocidos como crespillos, tA�picos de Barbastro.La huerta es la alegrA�a de esta tierra de paisajes agrestes. AlegrA�a para la vista y tambiA�n para el paladar, pues proporciona frutos y placeres sencillos.

VINOS DE LA TIERRA

Al pie de los Pirineos, en la Comarca del Somontano devinos Huesca

Barbastro, la denominaciA?n ocupa 2.914,52 hectA?reas dedicadas al cultivo del viA�edo. Un total de 43 municipios componen esta denominaciA?n en la que se cultivan las variedades Macabeo, Garnacha blanca, AlcaA�A?n, Chardonnay y GewA?rztraminer, en blancas, y Moristel, Tempranillo, Garnacha, Parraleta, Pinot Noir, Merlot y Cabernet-Sauvignon en tintas.

El nA?mero de bodegas elaboradoras es de 11 que, a su vez, agrupan a 450 viticultores. El resultado final se traduce a una producciA?n que oscila entre los 10 y 11 millones de kilos de uva que tambiA�n atiende a la exportaciA?n.vinos Huesca 2

La DenominaciA?n de Origen Somontano, al concentrarse en un espacio no demasiado extenso, favorece el que en una misma jornada se puedan ajustar varias visitas sin necesidad deA�realizar desplazamientos excesivamente distantes.Una de las opciones mA?s deslumbrantes y desconocidas para recorrerA� el Somontano oscense, es hacerlo visitando cuatro de las bodegas mA?s renombradas de laA�denominaciA?n.Bodega Pirineos, ViA�as del Vero y Bodegas Lalanne estA?n prA?cticamente una junto a la otra, a unos tres kilA?metros de Barbastro y desde aquA� cogiendo la carreteraA�a Salas Bajas encontramos Enate.