Arte y Patrimonio

Arte Románico

El Románico es el arte de cientos de edificaciones que se levantaron por todos los rincones de esta tierra coincidiendo con el nacimiento del Reino de Aragón, hace ya mil años. Arcos de medio punto y muros gruesos de sillares rematados con bóveda de cañón o de arista se extendieron, a través del Camino de Santiago, por toda Europa.

Descubre el Románico en Huesca, en medio de paisajes inolvidables.

 


Ribagorza

A un paso de Graus, entre las montañas del Valle del Isábena, a mediados del siglo IX, se funda el Monasterio de Obarra que se convierte en importante centro espiritual. Hoy lucha por mantenerse en pie junto a la iglesia de Santa María (Catedral de Roda de Isábena), del más puro estilo lombardo, que data de los primeros años del siglo XI. De planta basilical y tres largas naves, su horizontalidad constata que es una de las construcciones románicas más primitivas. A unos pocos metros, la ermita de san Pablo es ya del siglo XII.

Entre Arén y Pont de Suert, en Sopeira, encontramos elMonasterio de Santa María de Alaón fundado en la época visigótica y reformado en el siglo XI.


Sobrarbe

En el corazón del Sobrarbe, encontramos la Villa Medieval de Ainsa. Descubre el castillo amurallado, laplaza porticada, sus calles, edificios empedrados y laIglesia de Santa Maria. Data de los siglos XI y XII, y su encanto reside en una nave con ábside semicircular y una gran portada diseñada con cuatro arquivoltas apoyadas en otros tantos pares de columnas con capiteles labrados. Cabe destacar su la cripta plagada de columnas, el claustro triangular y la gran torre de planta cuadrada que cumplió una misión defensiva en época medieval.

En la Comarca de Sobrarbe también podemos visitar: El Monasterio de San Victorian, Muro de Roda, San Juan de Toledo, Abizanda, San Vicente de Labuerda,Santa María de Buil


Alto Gállego

En la margen izquierda del río Gállego, se halla un conjunto de iglesias románicas con tintes mozárabes construidas entre mediados del siglo X y el XI.

Desde la más septentrional de San Bartolomé de Gavín, hasta la más meridional de San Pedro de Lasieso, no se supera la distancia de 40 Km. Todas ellas, están situadas en pequeños núcleos de población.

Quizá el ejemplar más representativo es la de San Pedro de Lárrede situada a 7km. de Sabiñánigo. fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931.

No dejes de visitar la de San Andrés de Satué, San Juan de Busa, San Martín de Oliván, Santa Eulalia de Susin, San Juan de Orós Bajo y San Bartolomé de Gavín.


Jacetania

En Jaca, su catedral es uno de los monumentos más importantes no sólo del románico aragonés, sino también de todo el románico español. Esta construcción supuso todo un referente durante los siglos XII y XIII convirtiéndose en estandarte del llamado estilo románico jaqués.
A escasos kilómetros se encuentra Santa Cruz de la Serós. Un pueblecito de cuento con dos joyas románicas: la ermita de san Caprasio y la iglesia de santa María. Muy cerca se encuentra el Monasterio de San Juan de la Peña, testigo del nacimiento del Reino de Aragón y del paso del Santo Grial. Lo fundaron bajo una enorme peña los benedictinos en el siglo IX.

En esta Comarca también podremos visitar el Monasterio de San Pedro de Siresa y en el Valle de la Garcipollera encontramos la Iglesia de Santa Mª de Iguácel.


Hoya de Huesca

En Huesca, la primera visita es a San Pedro el Viejo. Fue templo romano, visigodo, mozárabe y finalmente románico, quedando como uno de los ejemplos más destacados de este ultimo arte en Aragón. Destaca su claustro y la capilla de San Bartolomé. La catedral de Huesca también conserva restos románicos al igual que la iglesia de san Miguel o de las Miguelas. A las afueras de la ciudad, puedes hacer un alto para visitar la ermita de santa María de Salas.

A unos 35 kilómetros al norte de Huesca se alza el Castillo de Loarre, la fortaleza románica más importante de España, levantado en el siglo XI.


Somontano de Barbastro y Monegros

En la Comarca del Somontano de Barbastro, aupada por los acantilados que se levantan sobre el río Vero, la Colegiata de Santa María junto a un altivo castillo, dominan el encantador Conjunto Medieval de calles estrechas y empedradas que es Alquézar.

En la Comarca de los Monegros, El Monasterio de Sigena, de estilo románico-gótico, se edificó entre los siglos XII y XIII para acoger a las señoras nobles de la época. Hoy la familia del Monasterio la componen cincuenta Hermanas de Belén que oran, leen y trabajan en soledad y silencio.