Español English Français
btnsIdiomas.gif La Magia de Huesca
Slide_03.jpg
Turismo Verde Huesca
Pirineos
Aragón - Huesca

 
 Turismo Verde

(34) 974 24 09 41
síguenos
español Francais English Deutsch Italiano Deuysch
Bienvenidos a Huesca. Gracias por elegir Turismo Verde                         Central de reservas .Ofertas de última hora .Atención personalizada 902 29 41 41                         
Por favor, introduzca su nombre de usuario y contraseña en los cuadros que aparecen a continuación
Login
Password
No está registrado?
Usuario Público

Bajo Cinca

PARA TODOS LOS SENTIDOS
El río Cinca es el eje vertebrador de este territorio, fecundo en asentamiento y rico en yacimientos arqueológicos, testigos privilegiados de los siglos de historia que ha vivido la Comarca del Bajo Cinca /Baix Cinca. Entre esos testimonios destaca Villa Fortunatus, yacimiento Romano situado en las inmediaciones de Fraga declarado de interés cultural y considerado el más importante de Aragón en cuanto a arquitectura rural.

La capital de la Comarca ofrece al visitante la posibilidad de callejear por su casco histórico, deteniéndonos en la Iglesia de San Pedro, la de San Miguel, conocida como “El Castillo” o el Palacio Montcada, por citar algunos edificios emblemáticos.

Asimismo, también destacan la ermita de Santa María en Chalamera. La iglesia de Santa María la Mayor en Ontiñena, la ermita de San Roque en Ballobar, la de San Valero en Velilla de Cinca, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Belver de Cinca.

La iglesia de Santa Margarita de Osso de Cinca o las murallas del antiguo musulmán de Zaidín.

El Bajo Cinca es un territorio unido intimamente al agua. No en vano, en sus llanuras se unen los cauces de los ríos Cinca, Segre y Ebro, regalando a la naturaleza un paraje de gran valor ecológico: el Acuabarreig, situado en el término municipal de Mequinenza y un entorno que atrae cada año a ornitólogos de toda Europa.

Cerca se localizan otros dos grandes embalses: Ribarroja y Mequinenza precisamente, éste último ha sido elegido en varias ocasiones como campo de regatas por los regatistas de la universidad británica de Oxford.

Las aguas del Cinca riegan la extensa superficie destinada a la fruticultura, fuente de riqueza económica de la zona, apuntalada también por las industrias de transformación vinculadas por esa actividad primaria. El Cinca también dota de contrastes al territorio y, al lado de las frondosas riberas del río podemos encontrar también áridas tierras, como el desierto de los Monegros, que también se interna en esta comarca. No obstante, los otros paisajes marrones de los entornos de Fraga, Candasnos, Ontiñena, Ballobar, Torrente de Cinca o Mequinenza, cada vez se van tiñendo más de verde gracias a la llegada del regadío.

Villa Fortunatus. De la importancia que tuvo para los romanos el Bajo Cinca dan buena Muestra los restos Hallados en 1879 de una residencia perteneciente a un rico hacendado romano.

Las excavaciones descubrieron interesantes mosaicos, en uno de los cuales figura el nombre de “Fortunatus”, que acabó dando nombre al propio yacimiento. Las orillas del Cinca, la rica huerta que los romanos a todas luces descubrieron, ha llegado hasta nuestros días.



WEB COMARCA DEL BAJO CINCA>>>

 

 




imgTopMenu.gif
imgBottMenu.gif
-